“La grieta” de Mathew Paust

Microcuento La grieta Mathew Paust

Tenía unos quince centímetros de largo y medio centímetro de ancho, según recuerdo. Nunca la medí. Está muy clara en mi mente, oscura y misteriosa por la ausencia de luz a pesar de la distancia de casi siete décadas. Tenía forma de vagina, ahora que lo pienso, más ancha al centro y afinada hacia las puntas. Estaba en el piso. Era una separación entre dos tablas cerca del umbral, o justo allí, entre la sala y el comedor.

Alimentó mi imaginación desde mis primeros pasos en adelante. Recuerdo cuando me preguntaba qué habría debajo: ¿la guarida de una criatura, una cámara secreta, China? Acercaba mi boca y decía hola… hola… hola. Escribía trozos de papel con mensajes y los empujaba por la ranura, y luego regresaba para ver si habían vuelto. Nunca pasó; pero me habría hecho en los pantalones si hubiera pasado. La linterna no llegaba a lo profundo de la oscuridad. Apenas si podía meter la punta de mi dedo. Lo justo para sentir el aire más fresco. Lo justo también para mantener el misterio.

La traía a mis sueños nocturnos. El único que recuerdo se repitió durante años. Yo corría tras el indolente de mi padre, llamándolo a gritos, y él se escurría por la grieta.

Traducción: Susurros Chinos

***

Del original The Crack, de Mathew Paust, publicado en Fictionaut.com, 2013.

Mathew Paust es oriundo de Wisconsin y veterano del ejército. Se retiró como periodista premiado luego de una carrera de cuatro décadas en Iowa y Virginia. Tiene una Licenciatura en Lenguas Eslavas por la Universidad de Wisconsin. Es autor de la novela Executive Pink (2010) y la compilación de cuentos If the Woodsman Is Late (2011), publicadas por Booklocker.com, Inc.; y de las novelas Sacrifice (2012), Nature of the Bones (2015) y First Shot (2015), publicadas por Bartleby Scriveners Assoc.

RSS
Facebook
Facebook
Twitter
Visit Us
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *